¡Sígueme en twitter!

Seguir a BraisBesteiro en Twitter

Visítame también en

sábado, 15 de mayo de 2010

15 de mayo, sábado.


El café se había acabado, tendría que conformarse con un descafeinado de sobre. Cogió una de sus tazas de los Beatles, la de "whit de Beatles" eligió hoy; le apetecía desayunar "acompañado". En la radio sonaba "your song", de Elton John. No se explicaba como podía salir esa canción en la radio sabien que ahora solo ponen música extraña con mensajes guarros sbliminales que escuchan los adolescentes. Ya había terminado el descafeinado (bueno, había dejado algo en el fondo de la taza, como siempre) y se dirigía a la ducha. Unos minutos de relax no estarían mal. Acompañó su baño con sales de holor a miel y con música clásica. Se dejó llevar por la música durante unos 10 minutos, después se dió cuenta de que llegaba tarde al trabajo. 20 minutos y tenía que cruzar la ciudad entera para llegar a tiempo a la reunión. Bajó al garaje por las escaleras, el ascensor estaba estropeado (siempre en el momento oportuno). Abrió con el mando las puertas de su porche negro, descapotable y se subió a toda prisa, no podía perder tiempo. Nada más salir se encotró con un control policial (¡qué suerte!). Le hicieron un test de alcoholemia (ya me dirás tú, a las 10 de la mañana y con el estómago casi vacio). No dió positivio, obviamente. Nada más haberse despedido de los guaridos salió a toda velocidad. Derecha, izquierda, semáforo en rojo, atasco, izquierda, derecha... y llego justo a tiempo para entrar con el jefe.

Un cafecito, 2 horas de reunión y después una apetecible comida en el chino de la esquina.

(Quizás ésta sea la vida de algún anónimo.)

1 comentario:

  1. Cuanto cafe, cuanto cafe, Brais ;)
    A ver cuando nos vemos eh! :)

    ResponderEliminar